Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Visita Arcos de la Frontera

Arcos de la Frontera, una preciosa localidad que forma parte de la “Ruta de los Pueblos Blancos” y se eleva majestuosamente sobre el río Guadalete.

Nuestra escapada de fin de semana nos condujo a Arcos de la Frontera, una preciosa localidad que forma parte de la “Ruta de los Pueblos Blancos” y se eleva majestuosamente sobre el río Guadalete.

Habíamos reservado una habitación en el hotel “Los Olivos” y tuvimos la suerte de aparcar en la misma puerta. Al entrar nos encontramos con un edificio con mucho encanto que dispone de solo 19 habitaciones ceñidas a un precioso patio que resultó ser el espacio ideal para iniciar el día con un excelente desayuno. La habitación resultó muy acogedora y, aunque está orientada a la calle, el doble acristalamiento de garantiza el descanso al mismo tiempo que ofrece unas espectaculares vistas a las tierras circundantes. Clica aquí para ver la reseña del alojamiento.

Impresionados por el entorno, decidimos explorar los diversos miradores que ofrece el pueblo para disfrutar de la belleza del paisaje que se extiende a los pies de Arcos. Accedimos a ellos recorriendo el centro histórico salpicado de joyas arquitectónicas y rincones pintorescos que parecen sacado de un cuento. Vagando por las estrechas e impolutas calles de Arcos desembocamos en diversos miradores, todos ellos impresionantes, que se abren como inmensas ventanas a la campiña jerezana.

No nos sorprende que con el auge del turismo rural esta zona se esté convirtiendo en un destino popular, pues no solo ofrece un espacio que transporta a los visitantes al esplendoroso pasado musulmán sino que también invita a practicar multitud de actividades al aire libre: senderismo, paseos a caballo, ciclismo, parapente…

Almorzamos en un establecimiento llamado “Jóvenes Flamencos” cuya ornamentación rendía homenaje a su nombre. La comida, que acompañamos de un gran vaso de tinto de verano para combatir las todavía altas temperaturas, no estuvo mal. El servicio, por otro lado, nos sorprendió positivamente. Clica aquí para ver la reseña del local.

Siendo finales de septiembre, nuestra estancia coincidió con la feria del pueblo. El runrún del evento nos atrajo al recinto establecido para tan efecto y nos mezclamos entre la gente. Ocupaba una zona pequeña, una calle flanqueada por casetas y atracciones que recorrimos respirando el ambiente festivo hasta llegar a la zona de bares y restaurantes. Allí tomamos un refrigerio entre la muchedumbre que, como nosotros, se refugiaba a la sombra del persistente calor estival mientras veíamos pasar a la gente, entre la que destacan los coloridos vestidos de flamenca que algunas mujeres lucían para la ocasión.

Para cenar acudimos a “Avenida 34” donde degustamos elaboradas creaciones. ¡Y no nos decepcionó! La carta recoge una amplia selección de tapas y raciones que conforman una oferta diferenciada que bien merece una oportunidad.

¿Has estado en Arcos? Cuéntanos tu experiencia.

Playa en Arcos de la Frontera

Playa en Arcos de la Frontera

Nos sorprendimos de encontrar una playa en el lago de Arcos cerca de la vecindad ...

Leer más
La Posada del Duende

La Posada del Duende

Nos habían recomendados probar “La Posada del Duende”, un restaurante hotel, situado a solo una ...

Leer más
Avenida 34

Avenida 34

El bar tiene una gran terraza impresionante. Los fines de semana, sin embargo, prepárese para ...

Leer más
Miradores en Arcos de la Frontera

Miradores en Arcos de la Frontera

Los Miradores son increíbles puntos de observación en la parte histórica de Arcos. Desde cada ...

Leer más